domingo, 12 de diciembre de 2010

"Y casi sin querer, me enganché a tu piel"


Me encantan esos días lluviosos que se vuelven soleados;
me encantan esos días grises convertidos "en días mas coloridos que el puto arco iris";
me encantan esos días que los comienzo teniendo una percepción de la realidad,
y sin esperarlo, alguien se cruza en mi camino y
me cambia todos los conceptos establecidos,todas las ideas concebidas, y ,
aunque en un primer momento
pone patas arriba todos los cimientos de mi anodina pero segura vida,
me abre la mente, y cambia aspectos de mi vida,
y hacen que esta cobre dinamismo,
este es mi modo de decirte
que me encantó el día que te cruzaste en mi camino...
como,
sin previo aviso extirpas el Absinth de mi dieta como sucedáneo de musa,
como,
transformas el infierno de mis noches de insomnio reprochándole a la luna
en un completo alunizaje...
como,
llegaste sin querer y ahora formas parte de mi piel,
como,
consigues volverme loco cuando ya me había vuelto cuerdo...
como,
actualizo más "el paseo por tus pensamientos de todo aquello que no dijiste" que mi correo
en busca de otra entrada que me haga saber, que hoy, pensaste en mi;
como,
soy dependiente "de una niña con sabor a gominola"
pero no tengo dinero para el tren con destino a sus labios...

¿cuando me dejaras un beso de carmín en el espejo del baño?




4 comentarios:

  1. que profundo...tanto,como tú mismo.

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado sin palabras...muy muy bonito, vaya forma de expresarte..

    ResponderEliminar
  3. hay de todo en este mundo pero nadie como tu......

    ResponderEliminar